lunes, 1 de septiembre de 2014

Denise León


Denise León nació en Tucumán, Argentina, en 1974, nieta de inmigrantes sefaradíes. Ha publicado Poemas de Estambul (Alción, 2008), El trayecto de la herida (Alción, 2011), El saco de Douglas (Paradiso, 2011), Templo de pescadores (Alción, 2013) y Sala de espera (elCRUCEcartonero, 2013). Ha recibido, entre otros, el Premio Academia Argentina de Letras, el Segundo Premio del Fondo Nacional de las Artes y la Beca Fulbright- CONICET (2011). Es Doctora en Letras e Investigadora del CONICET (Consejo de Investigaciones Científicas y Técnicas). Actualmente se desempeña como docente en las cátedras de Literatura Hispanoamericana II  y Teoría de la Comunicación II en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Tucumán, Argentina.

* * *

(De Templo de pescadores, Alción, 2013)

Mi niñez se ha cerrado
definitivamente,
Señor.
Se ha vuelto
oscura
y seca
como
un jardín otoñal.

Sólo Tú
puedes verme.
Quiero decir:
si te mueves,
me desangrarás.
Igual que
nadie
puede verme
nadie
puede
ver
la sangre,
la acción
suspendida
del cuerpo
que se desvanece.



De El saco de Douglas, Paradiso 2011


kon una piedresika escrivo ojalá fuera la manyana. Una vez ke se la yevaron, todo se hizo kimí muraná. Me subí en un bankito i kedí kon todo el kuerpo al ayre. I el ayre era dulse komo el syrop del pinyonate. Levantí los brazos komo para kitar la ropa ke se balanceaba en la kayentor del sol. Me agarraron de los talones desnudos de los pieses i juntaron mis partesikas en una sábana. De los talones desnudos me agarraron, de los pieses sin chapines, eshkapados, komo los de mi padre. Ya terminó la guerra, le demandaba a mi madre. ¿Ya terminó? ¿O seguirá mi padre eshkapando descalzo del ejército turco? Kada chapeo que hago es para fuyirme. Elí, el muchacho, ke viene a verme todos los sábados después de los banios en la mar, no lo entiende: yo soy un fantasma. Le enseño los talones eridos de mis pieses i le kuento ke voy a irme a la Amérika por ke le prometí a mi madre vengarme de él por ke no es djusto todo lo ke mos izo. Dice ¿yuntos? ¿ke? ¿Ke yuntos? Sola me va a ir. Buen viaje, me dize. Buen mazal no te deseo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada