domingo, 7 de septiembre de 2014

Oscar D’Angelo


Oscar D’Angelo nació en Palmira, San Martín, Mendoza, lugar donde actualmente reside. Escritor y médico psiquiatra, psicoanalista, egresado de la Facultad de Medicina de  la Universidad Nacional de Córdoba en 1972. Realizó la especialidad de psiquiatría en Mendoza. Actualmente ejerce la profesión en la ciudad de San Martín y en la capital mendocina. Es docente de la Facultad de Psicología de la Universidad de Congreso de Mendoza.
Fue integrante del Ateneo Freudiano de Mendoza. 1984/1988, agrupación psicoanalítica lacaniana y colaborador del suplemento cultural del diario Los Andes entre 1998 y 2012
Fue integrante del Ateneo de Poesía de Madrid, España y del grupo literario Aleph de Mendoza. Fue integrante del Colegio Freudiano de Córdoba para la Formación Permanente. Asociado al Instituto del Campo Freudiano de París. 1992/2001. Fue director y fundador de la revista cultural Sosiego del Círculo Médico del Este. San Martín (2000 a 2003). Es colaborador en El Candil (Radio Nacional Mendoza) y Caminando la historia de Mendoza, programa con Reconocimiento Legislativo por su importancia cultural provincial. 2012. Fue declarado Ciudadano Ilustre de la ciudad de San Martín en 2012.
Es autor de Gerundios y manantiales (poesía, 1995), Andiátides (poesía, 1996), Sucedidos (cuentos, 1998), Historia del barro (poesía, 2003) y Despliegue (antología poética, 2010).
Es coautor de Poetas y narradores argentinos, Tomo V (1995), Antología Grupo Aleph (poesía, 2000), Conozcamos San Martín (ensayo histórico social, 1999), Historia y perspectivas, Investigaciones históricas territoriales. Diario Uno, Mendoza (1996/97/98/99) y Asociación ilícita (cuentos, 2012).

* * *

Política y palabra

Palabras que se baten entre el corazón y el silencio
palabras  que suenan tal vez a nacimientos
tal vez a despedidas
a ira contenida
o quizás al eco lejano de alguna derrota en la eternidad
de las batallas humanas
palabras que se ahuecan palabras que estallan
palabras anidadas
entre lo que se dice
lo que no se quiere decir y lo que se filtra
lo que se filtra de otra dimensión
de otras oscuridades
palabras impregnadas de amarillo
caminante de largas alamedas
onda cósmica de verde lejano
negro ácido de ebullidas  repeticiones
palabras entrelazadas
con la propia sombra
extendida por lejanas magnitudes
corporalizando el silbido de aquel tren
o del cuerpo moribundo de esta promesa
palabras inexplicables
atadas
a la frialdad de lo explicable
palabra sentimiento
palabra verdad
desatada en el momento justo
en el instante preciso
palabra que muere en el segundo siguiente
palabra esclarecedora de su propio sentido
habitante  legendario de tí de mí y de él
de ellos de aquéllos
de tantos
palabra luz de lo no dicho
de lo dicho y de lo entredicho
palabra muchedumbre que vuelve de la guerra
aglomeraciones generando soledades
sonidos que estallan en imágenes
y en sueños
simbiotizaciones entre lo nombrado para no nombrar
y lo no nombrado para nombrarlo

palabra primavera de palabritas
nacidas en el nido de lo circunstancial
y en la melodía de las justificaciones.

(de Gerundios y manantiales, 1995)


Resurrección

Las rojas cenizas
del deseo que no cesa
y los azules rizos
de una tenue confianza
reposan en el balcón
de la noche
donde se despereza
el amor de la tarde

y en la próxima alborada
de opaca luna
cuelgan ya
sutiles jadeos
que señalan
la cabellera púrpura
de futuros fuegos.


(de Despliegues, 2010)

No hay comentarios:

Publicar un comentario